¿Piercing en la boca? 15 razones para evitarlos

Si decides colocarte un  piercing tienes que hacerlo con mucho cuidado, estás colocando un elemento ajeno al cuerpo, que podría reaccionar de manera negativa.

Ha de limpiarse muy bien, hacer las curas adecuadas.

Si hablamos de colocarlo en la cavidad oral, por ejemplo, es posible que afecte a dientes o encías, entre otras cosas.

1- El piercing puede favorecer que se acumule en esa zona la placa dental o sarro.

2- Inflamación de la zona donde se ha colocado el piercing.

3- Sangrado.

4- Fracturas dentales.  Es más frecuente de lo que puede parecer, al producirse un choque con el piercing

5- También puede dañar el esmalte, las encías o los empastes.

6- Alteración del gusto.

7- Alteración del proceso de habla.

8- Dificultades para masticar.

9- Salivación excesiva.

10- Problemas de halitosis si la presencia del piercing no permite realizar una higiene bucal completa o el mismo piercing acumula bacterias.

11- Ingestión de forma accidental al soltarse. ¡Cuidado al practicar deporte!

12- Deformaciones linguales.

13- Úlceras.

14- Alergia.

15- Cáncer oral.

Si ya llevas un piercing, consulta a tu dentista ante cualquier problema bucodental,

Nunca olvides mantener un correcta higiene, sobre todo después de las comidas.

Esperamos desde @higienistadenta que te sea de utilidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s